Por esta razón los bolígrafos Bic tienen un agujero en la tapa

Dicen que todos los días se aprende algo nuevo, hoy es tiempo de hacerlo.

Recuerdo que cuando estaba en el colegio, algunos de mis compañeros tenían la costumbre de chupar o mascar la tapa de su lápiz cuando estaban ansiosos, o cuando necesitaban concentrarse

De hecho, siempre las tapas estaban muy mordidas, los profesores nos llamaban la atención y nos contaban la historia de una niña que estaba precisamente chupando la tapa de su lápiz, esta salió disparada por la succión y se fue a la garganta de la chica, quién murió asfixiada sin poder hacer nada, bastante trágico, su intención era causarnos miedo para que no lo hiciéramos, pero la verdad, no servía de mucho.

LEER MÁS