Bebí agua con miel y limón todas las mañanas durante un año y esto me pasó

Hace un año me enfermé fuertemente de gripe, los medicamentos de la farmacia no me ayudaron mucho, y una amiga me recomendó beber agua tibia (¡no hirviente!) con miel y limon.

Yo, a decir verdad, tenía mis dudas, pero aún así lo intenté. La gripe se fue pero esa bebida se quedó. Desde entonces mi organismo cambió casi por completo de manera inesperada; estos fueron los cambios.

Interesante: Dime que forma tiene tu cuerpo y te diré como bajar de peso

aguadelimons

Hace un año que no me da un resfriado y no me atormentan los dolores de estómago.

Hay que decir que nunca tuve mucha confianza en la efectividad de los remedios caseros, yo era, digámoslo así, un esclavo de la farmacia: si me dolía el estómago tomaba tabletas, si empezaba a sentirme muy cansado pasaba a comprar preparados vitamínicos, y así.

Pero durante este último año podría decirse que no estornudé ni una sola vez, mis dolores de cabeza ahora son cosa del pasado, a donde quiera que vaya la miel y el limón son mis constantes compañeros, incluso van conmigo a los hoteles, algunos me miran como a un loco, pero me da igual.

Ya no bebo café por las mañanas y despertarme ya no es un suplicio.

Mi coctel de limón con miel me quitó la dependencia al café, y de paso el dolor de cabeza. Ahora tengo mucha más energía durante el día, duermo bien y hasta sonrío por las mañanas.

Antes para poder abrir los ojos tenía que esperar al menos una hora, y luego andaba con cara de pocos amigos al menos otras dos, ahora me siento mucho mejor y mi familia ha notado el cambio. Literalmente me he olvidado de cuándo fue la última vez que sentí estrés durante la mañana.

La gente a mi alrededor también está más saludable. Y eso es lo mejor de todo.

Convencí a mi familia de seguir mi ejemplo, por eso la gripe y otras enfermedades que habitualmente se relacionan con la etapa fría del año no molestaron ni a mis hijos, ni a mi esposa, ni a mí.

No sé cómo funciona el remedio, ni sobre qué partes de mi cuerpo actúa, pero funciona, eso es seguro. Estoy agradecido con la amiga que me lo recomendó.

Mi receta

Para un vaso de la bebida por lo general exprimo medio limón, le agrego una cucharadita de miel de abejas, y luego lo mezclo con agua hirviente, que dejo enfriar. Lo bebo cada mañana inmediatamente después de despertarme.

Vale la pena aclarar que el gusto del coctel puede cambiar cada día, todo depende del limón y de la miel que le agregues. A veces es un poco ácido, a veces muy dulce, aunque eso no es nada.

Pero ¿cómo funciona? Como dije anteriormente no lo sé con exactitud, pero según lo que he encontrado en páginas de Internet relacionadas con medicina pude concluir unas cuantas cosas:

#1 Esa bebida te protege contra infecciones en las vías urinarias.

El limón y la miel estimulan el funcionamiento del sistema digestivo y humectan el intestino grueso, el resultado de esto es que sirve como remedio contra el estreñimiento y la cistitis. La bebida es diurética y los médicos dicen que puede protegernos de la mayoría de problemas relacionados con las vías urinarias.

#2 Mejora la digestión

Cada uno de los ingredientes de esta bebida le ayuda a tu sistema digestivo, el limón por ejemplo ayuda al hígado a producir más enzimas, por eso el bolo alimenticio se procesa mejor, así la comida te alimenta más.

Por su parte la miel tiene propiedades antisépticas, y por eso te ayuda a protegerte contra las infecciones, así mismo estimula al estómago para que produzca más jugo gástrico que le ayuda al organismo a eliminar las toxínas, lo que conlleva a poder controlar mejor tu peso corporal.

#3 Te ayuda a estar saludable y a lucir bien

El consumir limón tiene muchas ventajas para tu piel, además te ayuda a limpiar la sangre. La presencia del limón en el cuerpo estimula la producción de nuevas células sanguíneas, así como el agua la producción de colageno, que ya habrás oído que es muy bueno para la piel.

En pocas palabras, te lo recomiendo, sabe muy bien, te hace bien y en cualquier caso no te hará ningún daño, pruébalo. 🙂

Te recomiendo que si tienes dudas consultes a tu médico. Déjanos tus comentarios.

loading...
loading...

Comentarios