Parecen trillizos normales, pero si los miras detenidamente sabrás que es un milagro de Dios

Becki-Jo Allen, de 23 años de edad, y su novio, Liam Tierney, viven en Inglaterra con su hija Indiana.

Eran una familia muy feliz, y la pareja estaba tratando de tener más hijos.

Así que cuando Becki-Jo se enteró de que estaba embarazada nuevamente, todos se pusieron más que contentos.

LEER MÁS
loading...
loading...

Comentarios